María Luisa Cava ha puesto en valor la labor de la asociación en favor de los colectivos más vulnerables, especialmente el de las personas con discapacidad intelectual.

La delegada territorial de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad en Sevilla, María Luisa Cava, ha destacado este martes el trabajo que la Asociación Paz y Bien desarrolla en el municipio de Santiponce y la comarca, en una visita que ha realizado a las instalaciones que la entidad andaluza dispone en la localidad.

Durante el recorrido por los diferentes recursos, la delegada ha estado acompañada por el vicepresidente de Paz y Bien, Manuel Romero, el alcalde poncino, Justo Delgado, y una comitiva formada por miembros del equipo de gestión de la entidad, entre los que se encontraba Manuel Fernández, gerente, e Israel Montes, responsable de programas.

En este sentido, Cava ha resaltado “la labor de Paz y Bien y el ADN innovador que ha tenido y tiene a lo largo de sus más de 40 años de historia. Todos los recursos y proyectos que pone a disposición de los colectivos más vulnerables hacen que se cubran un poco más las expectativas de las personas a las que acompaña. Es una entidad maravillosa”.

Por su parte, el vicepresidente de la entidad, Manuel Romero, ha señalado “el gran valor humano de las personas que conforman Paz y Bien, desde el personal a las propias personas usuarias” y ha destacado “el esfuerzo durante más de cuatro décadas por mejorar la vida de las personas con discapacidad intelectual y hacerlas partícipes de sus propios proyectos de vida”.

Instalaciones anexas al Monasterio de San Isidoro del Campo

Paz y Bien desempeña sus servicios en la localidad – que dan cobertura a Santiponce y a toda la comarca del Aljarafe – desde que en 1980 el Arzobispado de Sevilla cediera el uso de las dependencias no monumentales del conjunto. A lo largo de los años, la entidad ha ampliado los recursos y aumentando su capacidad para dar respuesta a las necesidades de las personas con discapacidad intelectual de la zona.

En este sentido, la asociación mantiene en las referidas instalaciones una residencia para personas con discapacidad intelectual, un apartamento – dependiente de la misma y que ofrece mayor autonomía a las personas usuarias –; un centro de día, un centro de día ocupacional y un centro especial de empleo. Así mismo, está en funcionamiento una casa hogar que sirve de antesala al salto hacia un recurso más autónomo como es la vivienda tutelada. En la actualidad, la asociación emplea en este complejo a más de 80 trabajadores y atiende a 189 personas adultas con discapacidad intelectual.

LA ASOCIACIÓN PAZ Y BIEN

Paz y Bien es una entidad privada y sin ánimo de lucro, creada en 1979 para la atención a las personas con discapacidad intelectual o en situación de exclusión social, trabajando por su integración y la defensa y promoción de sus intereses y derechos y los de sus familias. Desde 1998 asume también la atención a menores tutelados por la administración pública en situación de desamparo y adolescentes con dificultades de inserción socio-laboral, y desde 2007 – como organización no gubernamental para el desarrollo (ONGD) – desarrolla proyectos de atención a menores con discapacidad y desnutrición y a sus familias en Guatemala.

La organización cuenta con 4 centros de día y 4 centros de día ocupacionales en diferentes municipios de Sevilla y Huelva, como es el caso de Santiponce. Prestan tanto atención especializada para personas en situación de dependencia en horario diurno como el desempeño de tareas prelaborales y ocupacionales con el objetivo de la integración social.

En cifras globales, Paz y Bien cuenta con una plantilla de 334 profesionales y 37 centros en funcionamiento repartidos por las provincias de Sevilla y Huelva, en los que acompaña a 533 personas con discapacidad intelectual y menores tutelados. Sus 14 programas y proyectos activos, a los que se suma también la provincia de Córdoba, benefician a más de 3.900 personas.