• Posado de un grupo de personas formando la palabra Talentos
  • Actuación de los chavales en lenguaje de signos, vestidos de negro y con guantes blancos
  • Foto de los presentadores del acto, en el que una de ellos tiene discapacidad intelectual
  • Grupo de baile Zyrdanza al acabar su actuación
  • Foto de un trozo de vídeo del homenaje a Rafael Pozo
  • Momento en el que Rafael Pozo sube al escenario para recibir su reconocimiento junto a todos los centros creados a lo largo de los años de la asociación y a la presidenta Pepa Romero
  • Posado de las autoridades presentes junto a Rafael Pozo
  • Foto de tres personas con discapacidad intelectual que leyeron el manifiesto por el día de la discapacidad
  • Actuación final de Vanesa y Manuel cantando el Viva la Vida
  • Servicio de azafatas con cestas en la mano

El día 1 de diciembre, la Asociación Paz y Bien celebraba en el teatro del Hogar Virgen de los Reyes el Día Internacional de las Personas con Discapacidad con un acto llamado ‘Talentos’.

Y en eso constó, en evidenciar los talentos de los que disponen todas las personas y, en nuestro caso, un talento diverso, flexible y con propósito.

Nuestro propósito sigue siendo el mismo de hace 44 años: acompañar a las personas en su proyecto de vida y luchar por la igualdad de oportunidades y la no discriminación de ningún ser humano sea cual sea su condición.

La palabra talentos daba la bienvenida a los 297 asistentes que llenaron el teatro, dando pistas de lo que se iba a poder ver en ese día. Así, el primero de los números era el de un coro formado por profesionales, personas usuarias, menores del sistema de protección, y alumnos y alumnas del I.E.S. Doña Leonor de Guzmán de Alcalá de Guadaíra. Fue un momento mágico, pues sus componentes signaron la canción ‘Color esperanza’ de Diego Torres y ya ahí el público no pudo evitar acompañar con palmas pues las sensaciones desbordaban en las butacas.

El vacío que dejaron en el escenario al terminar fue llenado por Estrella Serrano y Juanma Fernández, los presentadores de la gala, que bordaron su papel y representaron fielmente una de las patas de la filosofía de la entidad: potenciar las capacidades de la persona; con una talentosa y profesional forma de guiar un evento.

El grupo de baile Zyrdanza puso la emoción a flor de piel con una propuesta compuesta por dos coreografías. La primera de ellas ‘Pulso a la vida’ y para terminar ‘Algarabía’, con talentosos artistas que traspasan al público.

Fue entonces cuando llegó el momento más esperado, el homenaje a fray Rafael Pozo, fundador de Paz y Bien España, Paz y Bien Guatemala y la Fundación TAU, que empezó con un vídeo documental sobre su vida y obra, en el que se recogen sus comienzos y se destacan las cualidades que han facilitado la conquista de muchos anhelos durante todo este tiempo.

Del mismo modo que han ido pasando los años, fueron subiendo al escenario representantes de los centros y programas que se han ido creando hasta formar la asociación que es hoy. Y que será distinta a la de mañana, pues llegaremos allí donde las personas nos lleven de su mano.

Y entonces sí, con toda la entidad representada, y la presencia desde la distancia de los compañeros y compañeras de Guatemala en forma de vídeo y de un galardón, los presentadores invitaron a subir a la presidenta de la entidad, Pepa Romero, acompañada por Agías y Lupe, el más joven y la persona de más edad que actualmente se encuentran en la entidad, y a Rafael para hacerle entrega de la Estatuilla Humanista, máximo reconocimiento de Paz y Bien, así como de una placa conmemorativa.

La emoción embargó las palabras de Pepa quien le agradeció que diera ese paso al frente, al que ella se unió desde el primer instante. Para Rafael, su discurso debía recoger a todas esas personas y familias que lo acompañaron, la de los Romero, Cortegana y Montaño, además de hacer un alegato a sus orígenes humildes, de los que hizo virtud, y de la figura de Jesús de Nazaret y San Francisco de Asís, a quienes ha seguido durante toda su vida.

En este día tan especial, la entidad agradece también el apoyo de instituciones representadas en autoridades como el director general de Personas con Discapacidad de la Junta de Andalucía, Pedro Calbó, y los delegados territoriales de Inclusión Social, María Luisa Cava, y Empleo, Antonio Agustín Vázquez. Por parte del Ayuntamiento de Sevilla contamos con la directora general de Servicios Sociales, Rosa María Siverio, y el gerente de Emvisesa, Manuel Morillo. La Diputación de Sevilla estuvo representada en la figura del diputado de Cultura, Casimiro Fernández, y contamos con la presencia del alcalde de Santiponce, Juan José Ortega. Además, estuvieron con nosotros representadas Plena Inclusión, los colegios profesionales de Sevilla de Enfermería y Trabajo Social, fundaciones, entidades bancarias y asociaciones como la nuestra. A todas ellas, gracias.

Saray, Andrés y Estrella, representantes de las tres provincias en las que estamos presentes, leyeron el manifiesto por el Día de la Discapacidad en el que instaron a las autoridades públicas y privadas a apostar por el talento de los colectivos a los que acompañamos.

Como broche final, Vanesa y Manuel cantaron con fuerza el ‘Viva la vida’ de Rosana, por todo lo bueno conseguido y porque lo mejor siempre está por llegar.

El servicio de Azafatas y Azafatos Paz y Bien y el catering servido por los compañeros de oficios demostraron que amor que hay por nuestro trabajo. A todo el equipo humano que trabajó antes, durante y después, con Salud Rodríguez y Miguel Ángel Calero al frente, gracias.

Nos vemos en la celebración del próximo año. Os esperamos a todos.